Cómo comprar o contratar por internet de forma segura

Diseño y Marketing desde 2007

Cómo comprar o contratar por internet de forma segura

Algunas cuestiones legales para saber cómo comprar o contratar por internet de forma segura.

Hay una serie de consejos básicos que debemos tener presentes antes de realizar una contratación o un pago por Internet para evitar fraudes.

Cuando no conocemos la empresa son muy importantes y aunque se tratara de una página muy conocida, asegurándonos, revisando la url o dirección Web donde nos encontramos, de que se trata de la página oficial o auténtica de la marca, ya que la suplantación o phishing como en páginas de Bancos, está a la orden del día.

Podemos protegernos con un antivirus y antimalware, pero si no utilizamos la lógica y el sentido común, tarde o temprano, caeremos en alguna trampa. Por ejemplo, podemos recibir una solicitud de pago de una empresa de la que efectivamente somos clientes y puede que hasta el pago corresponda, pero debemos asegurarnos que el correo en verdad pertenece a la empresa en cuestión, si es necesario poniéndonos en contacto con ella de la forma habitual para verificar la autenticidad del correo.

Si se trata de un Banco, nunca realizar un pago a través de ningún enlace enviado por correo electrónico, ni facilitar claves por email, los bancos nunca las solicitan de ese modo no importa en este caso si el correo parece auténtico ya que las falsificaciones de correos en notificaciones bancarias llegan a ser exactas a las originales.

Cuando se trata de bancos, nunca realizar ninguna gestión que implique movimiento de dinero ni solicitud de claves por correo electrónico, y tampoco buscar el nombre del banco en Google, porque podríamos caer en alguna página de suplantación. Para la banca electrónica, debemos escribirla directamente en la barra de dirección del navegador, y no en la barra del buscador.

Como profesionales si nos dedicamos a vender productos o servicios por Internet, y como compradores y usuarios, debemos cumplir y asegurarnos de que se cumplen unas mínimas pautas muy simples que nos ayudarán a contar con la suficiente seguridad y confianza para ofrecer o realizar nuestros pagos y contrataciones por Internet.

Cómo comprar o contratar por internet de forma segura

IDENTIFICACIÓN, una de las obligaciones básicas según la LSSI Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico en una página Web que constituya una actividad económica o lucrativa (aunque solo sea mediante la publicidad) y que ya esté activa y funcionando debe siempre IDENTIFICARSE, mínimo un nombre y apellidos o razón social y CIF o NIF deben aparecer en alguno de los apartados de la Web, normalmente en el aviso legal, condiciones, página de quienes somos o al pie. El anonimato en Internet nunca se utiliza para nada bueno, si una empresa o profesional no es lo suficientemente transparente ni para decir tan siquiera quién es la persona o empresa que se encuentra detrás de esa página, se está exponiendo a una multa más que considerable, por no hablar de la suplantación de identidades y desde luego no merece nuestra confianza.

La ANTIGÜEDAD y TITULARIDAD DEL DOMINIO a veces la titularidad del dominio no tiene por qué coincidir con la persona o empresa de la página Web, pero si no se trata de ninguna multinacional y la dirección del titular figura en un país diferente de donde opera la Web, desconfiemos (la ubicación del Hosting sí puede localizarse en otro país). La antigüedad es muy importante, no es lo mismo un dominio recién creado hace una semana que tan rápido como apareció puede desaparecer, a un dominio con más de 1 año de antigüedad que ya tiene cierto rodaje. Algunos dominios son registrados como privados, eso no quiere decir que con ello pretendan esconderse para cometer un fraude, pero personalmente pienso que es un detalle que no da buena impresión y no lo recomendaría hacer, aunque en principio no es ilegal hacerlo, ya que en cualquier caso, cuando se comete un delito informático de algún tipo, el Hosting puede verse obligado con la denuncia a facilitar datos del registrador del dominio aunque lo tenga registrado como privado, incluyendo la IP de localización real de la persona que lo registró. De hecho, una denuncia podría anular cualquier protección de datos para una investigación y como ya sabemos, todo lo que se hace en Internet, deja un rastro que es técnicamente posible de seguir o de recuperar.

UN VISTAZO EN GOOGLE, escribe el nombre de la empresa en Google echa un vistazo a lo que tienen enlazado, marcas registradas (en la OEPM) páginas que apuntan, opiniones, proyectos en los que colaboran, nos pueden a hacernos una ligera idea de la empresa.

LEAMOS las Condiciones legales y la letra grande o pequeña de las contrataciones, sí, muchos muchas veces no lo hacemos, o no lo hacemos con la suficiente atención, pero debemos leer lo que contratamos para conocer nuestros derechos y obligaciones y simplifiquemos por favor, abreviemos dichos textos para comodidad de nuestros clientes, sin saltarnos ningún punto. TIENDAS VIRTUALES, cuando realizamos una compra en una Tienda Virtual la opción de pago por transferencia bancaria es la más segura, pero si realizamos el pago por Paypal o TPV nos aseguraremos a la hora de introducir la clave o numeración de que nos encontramos en una página segura «httpS» propiedad del Banco, de Paypal o de otra entidad que ya conozcamos. La lógica y el sentido común son la mejor protección.

¿Te ha gustado el artículo «Cómo comprar o contratar por internet de forma segura»?

Si necesitas ayuda contáctanos. Invequa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *